La Boda entre Marta y Rodolfo se celebró en un típico día de campo mallorquín. Con el verano bien entrado y un excelente día de sol, entre el verde y las sombras de los jardines y terrazas del Hilton Sa Torre.La novia llevaba el peinado bien arreglado por su hermana, con un estilo muy sencillo y cuidado. Tuve la suerte de poder captar el proceso de peinado y disfruté viendo el trabajo paciente, en familia  y con el resultado que se aprecia en las fotos que aparece Marta. Desde el molino del jardín, frante a la fachada principal, sonaba el saxo durante el cocktail. Nos acompañó hasta que los novios se retiraron hacia la terraza donde estuvo organizado el banquete.
 
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+